1. Haz una recogida de objetos que no pertenezcan a la cocina ya sean bolsos o cepillos de dientes, para empezar la limpieza hay que ordenar el lugar.

2. Empieza por la parte de arriba, limpiando armarios con un paño húmedo o con un plumero sin no hay tanta suciedad.

3. Limpie el fregadero con sus productos correspondientes.

4. Vacíe el frigorífico no del todo. Tire productos caducados y ve pasando un paño por cada parte del frigorífico.

5. Usa un limpiador multiusos para limpiar la encimera.

6. Coja un baso lleno de agua y mételo en el microondas durante 1 minuto luego de ello, (Esto generara vapor de agua en todo en el mircoondas) pasa con un trapo con agua y jabón.

7. Organiza todo el contenido de los armarios.

8. Limpie la campana extractora con productos específicos ya que ahí se acumulan muchos gérmenes. También limpie el filtro de esta.

Piensa que cada vez que cocinamos los olores subes y se quedan impregnados y generan grasa algunos, se debe limpiar de vez en cuando.

9. Vacía todo la basura acumulada en la limpieza.

10. Empieza a barrer el suelo y luego friega todo el suelo y déjelo secar.