1. Podemos usar los filtros de café, de recipientes para poner snacks, galletas… etc, una alternativa si no tenemos platos pequeños.

2.  También podríamos utilizar los filtros de café como, bolsas de té si no nos quedan bolsas, lo enrollamos ponemos el contenido del té y lo enrollamos con un hilo.

3.  Una alternativa sería usarlos como filtros antigrasa, utilizalos como filtro después de freír alimentos con aceite o mantequilla.

4. Para limpiar las ventanas de tu casa, aplica los productos que usas de costumbre pero, en lugar de frotar con un paño, utiliza un filtro de café. Los vidrios quedarán impecables.

5.  Los malos olores son muy incómodos utiliza el filtro de café llenádolo de café atalo y dejalo en un lugar donde huela mal.